Las comparaciones.

Hay un dicho popular que reza: “Las comparaciones son odiosas”, pero inevitablemente hacemos comparaciones entre una y otra cosa o entre uno u otro servicio. Cuando hacemos un recorrido turístico por distintos países y distintas ciudades, al final del periplo evaluamos mentalmente cuales sitios fueron de nuestro agrado y cuáles no. Cuáles fueron los países con mayores bellezas naturales, cuales los que tienen más historia reflejada en sus edificaciones y también donde se recibieron mejores servicios de hotelería y en qué lugar la gastronomía  superaba a las demás. En definitiva hacemos inevitablemente “comparaciones”.

En estas comparaciones, España supera favorablemente -en la opinión de los visitantes- a los demás países europeos,  y las ciudades de Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia van a la cabeza de las preferencias del turista que recorrió decenas de ciudades.  Cada ciudad tiene su sello particular que las hace ser las preferidas y a las que el turista quiere volver a visitar. El motivo de estas preferencias tiene distintos factores, la infraestructura, los museos y lugares históricos, la hotelería, la gastronomía, los servicios y la gentileza  sus habitantes. Todos estos enunciados tienen que estar complementados unos con otros para lograr el ideal que busca todo visitante.

En la gama de los servicios especiales de acompañamiento, los que brindan las casas de relax y las agencias de escorts también están incluidos en la consideración del visitante. Dentro de los prestadores sexuales los travestis de las cuatro ciudades españolas mencionadas llevan la delantera en las preferencias de los que requieren este tipo de servicio. Los travestis en Sevilla tienen la particularidad de ser los que mejor interpretan a los clientes que tienen “parafilia”, este tipo de persona que ha tenido cantidad elevada de placeres sexuales y busca nuevas experiencias que lo satisfaga, encuentran en los travestis madrileños los acompañantes sexuales ideales. Son muchos los casos de clientes que buscan en el travesti esa nueva experiencia que los motorice eróticamente más allá de la cópula.

Cuando los clientes que han tenido experiencias con travestis de otras ciudades europeas los comparan con los placeres obtenidos con los de Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla se inclinan favorablemente hacia los españoles. Los travestis de este sector de Europa tienen una ductilidad y habilidad en el manejo del encuentro sexual que es una invitación a repetir la experiencia vivida.

Muchos son los clientes que después de concluido su viaje por el mundo recomiendan especialmente los servicios de los travestis de esta parte de la península ibérica, de la misma forma que pueden recomendar visitar determinado museo o degustar  algún plato típico en algún restaurante. Estas recomendaciones se pueden atribuir  a las comparaciones entre uno y otro servicio recibido y las experiencias agradables que se convierten en inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>